“SANTA CECILIA Y EL DIABLO”, por Alfa

miranda_web

Fecha de publicación: 08/02/15
Fecha de presentación:
06/03/15 Galileo Galilei (Madrid)

Treinta años de gobierno de fanáticos religiosos, señoronas enjoyadas, chulos de capea engominados, y cuadros de mando salidos de los colegios del opus, podrían haber convertido este sitio en un erial…

Podrían haber conseguido cerrar el sesenta por ciento de los garitos donde se tocaba en directo, prohibir la música en los parques, hacer castings para legitimar a los artistas callejeros, denunciar por alteración del orden público a los mariachis de Sol, hacer de la cuestión de las licencias para salas de conciertos una mafia, subir tanto la presión fiscal y policial a los pequeños propietarios de los pequeños garitos que estos tuviesen que rajarse y cerrar, dejando caer la música en directo al inmundo pozo de las discotecas, donde te cobran ocho piedras por una cerveza en un vaso de tubo de plástico (… vamos, que te podrían escupir en la cara y sería menos vejatorio…)… y una vez que el concierto acaba, unos simpáticos hombres musculosos te echan a patadas…

… y es ahí, en las puertas de las discotecas, cuando las dos Españas del Machado 2.0 se encuentran de morros… una sale del concierto, y la otra hace cola en la puerta de la disco…
… los unos vinieron en busca de música, y los otros esperan con la ilusión de sacar en claro de la noche un selfie con algún famoso de la tele, si es futbolista mejor, y bailar lo último del último de los Dj´s…
… y así está bien… pues ha de haber gente pa’to…
… y realmente el problema no es suyo… el problema es nuestro…

Por el lado de los músicos la cosa no está mejor. Los muchachos tienen que alquilar las salas a un precio que viene siendo un 20% del precio de la entrada en caso de llenazo… más otro 21% para el estado en forma de IVA, más un 10% para la SGAE en forma de tasa (una tasa que se pensó en su día para compensar a los autores con las ganancias de los promotores… lo que pasa es que ahora, autores, promotores, y artistas suelen ser la misma cosa)… así de golpe, ha volado la mayoría absoluta de la pasta… aún hay más gastos…

… pero no sigo por aquí… vuelvo al tema de los precios para la gente, porque yo también soy público, de hecho una parte importante de mi tiempo soy público…

… ¿¡Cómo, que 8 euros una cerveza!?… ¿¡En un tubo de plástico!?… ¿¡en un recipiente donde caben 33 centilitros de líquido!?… ¿¡pero si a ti te cuesta 60 céntimos el litro!?… ¿¡me estás contando que haces un 1200% de beneficio!?…
… o sea… acabo de pagar en la puerta 15 Euros (entre 15 y 20 sería lo normal)… y lo pago encantado… hay cinco músicos currando sobre el escenario, un técnico de sonido, un técnico de monitores, un asistente de escenario… y quizá alguna persona más… ¿¡a ti te parece razonable que el trabajo de siete u ocho personas valga 15 euros y tus putos 33 centilitros de cerveza cuesten 8 euros!?… ¿¡que si no me gusta que me pire!?…. fin de la discusión.

La cosa es que estos chicos, o chicas (podría ser un concierto de Garaje Jack o de Sheila Blanco o de la Rozalén o de Alex In Grey…) han traído a tu sala unos cientos de personas, que en este momento de la noche, a mitad del concierto, ya se han dejado más dinero en tu barra que en la puerta… porque no considero descabellado beberse tres birras en dos horas… además, como ya sabemos, la fiesta acabará pronto… a las once y media todos a la calle, que empieza tu negocio real… esto al fin y al cabo, ha sido solo una forma de sacarle rentabilidad a la sala en un horario en el que sin conciertos no hubieses hecho ni un puto duro… pero aun así te importa una mierda…

Alfa

Así fue la noche de Rock&Cook en “La Cuchara de Rivas”

la cuchar-paula celis

En realidad, es como un juego… porque es muy difícil unir música y gastronomía, por lo menos aparentemente, pero Jorge lo consiguió.

Para hacerlo se apoyó un poco en la intuición, un poco en la geografía, un poquito en las conversaciones que él y yo tuvimos unas semanas antes de la cena.

El planteamiento era bastante sencillo.

“Me voy a inspirar en alguna de tus canciones para currarme unos platos experimentales”- eso me dijo… y eso hizo!!!

Por ejemplo, Jorge, entendió que 1432 era una canción de inspiración blusera. De allí su cabeza fue a Nueva Orleans, así que cogió un par de rasgos de la comida Cajun, fabricó un Bloody Mary salvaje, con fuá (leer Foie), especiado y doloroso. Para El Camino De Regreso a Casa hizo un Pitu de Caleya, que es como le llaman en Asturias a los pollos que se crían en libertad, comiendo cosas naturales y haciendo ejercicio, unos pollos cachas de carne negra que en nada se parecen a sus desgraciados primos, que crecen en cajitas, comiendo piensos balanceados, y mueren antes de llegar a la adolescencia, pesando dos o tres kilos más de lo que les corresponde a los chicos de su edad. El guiño que Jorge me hizo aquí tiene que ver con mi casa, con Asturias… aunque según tengo entendido él también tiene un cachito de su corazón allí.

Afrodita tuvo que ver con el mar, como no podía ser de otra manera. Su Voz, también. Era el lomo de una deliciosa bestia marina que cargaba a sus espaldas con trozos de trufa negra (decir como apunte que los trocitos de trufa que adornaban la merluza, costaban ellos solitos más que el precio de toda la comida junta, de donde los sacó y de cómo los pago decidí no enterarme, que los cocineros son como los magos, y no les gusta explicar sus trucos…) Así, uno a uno, seis platos. Os dejo el link con el texto que se curraron los chicos de Famerous con el menú completo, para los que gusten de husmear en estas cosas. Pinchad aquí para ver.

la cuchara-paula celis3

PAULA CELIS. LA CUCHARA

 Ahora, después de todo, es la hora de presentar a Jorge.

Jorge Martí es un cocinero coruñés que opera en La Cuchara de Rivas, el sitio donde hicimos aquello, y que antes de cocinero fue guitarrista de una banda de rock con la que compartí algún festival en los tiempos de BNR. Como digo, fue guitarrero antes que cocinero, y sinceramente dudo mucho que después se haga fraile, por lo menos no me gustaría…

La mejor manera de definir nuestra asociación es que es un fulano con el que tengo química a nivel personal, y que si el tipo es tan fan de mis canciones como yo de sus fogones, me sentiría honrado a lo bestia. Después de la cena toqué unas cuantas canciones, después de las canciones nos bebimos unas cuantas cervezas, y no se él, pero yo, después de las cervezas me tomé unas cuantas aspirinas…

También es cierto que siento una fascinación por los cocineros y cocineras (me estoy acordando ahora del Puri, el poeta zaragozano que alterna el boli Bic con el cucharón, al que también guardo en mi corazón con infinito cariño) Me parece casi magia lo que esta gente consigue con los alimentos.

Parece que Jorge y la gente de La Cuchara harán con otros cantantes lo mismo que hicieron conmigo. Desde aquí les animo, a ellos y a la gente… porque de toda la vida, los banquetes y la música se han dado la mano, la lengua y el oído.

Gracias chicos!!

Fotografías: Paula Celis

Los 10 discos de Alfa

Hace algún tiempo los chicos de la publicación Infobibliotecas pedían a Alfa que realizase una lista de los 10 discos que de una u otra manera habían marcado su vida. Aquí la selección que realizó Alfredo F. García y que se publicó en el número de septiembre de 2013.

bowie

 

DAVID BOWIE. “THE RISE AND FALL OF ZIGGY STRARDUST AND THE SPIDERS FROM MARS”

Parece que el año pasado en una encuesta hecha a músicos ingleses salió este álbum como el álbum más influyente de la historia, y estoy de acuerdo. Desde su publicación en el 72 todo tipo de músicos han alucinado con él, rockers, popis, travestis, heavis… Ziggy parece tener un mensaje para cada casi todo el mundo.

 

Joe_Cocker-With_a_Little_Help_from_My_Friends_(album_cover)

 

JOE COKER. “WITH A LITTLE HELP FROM MY FRIENDS”

1969. Decían de Joe que era un blanco con voz de negro… pero no es verdad, lo que sí que es verdad es que fue el primero de los payos en hacer suyo el soul y el góspel. Este álbum, enteramente hecho a base de covers de grandes compositores (Dylan, Lennon…) es un espectáculo de interpretación. La banda, con Leon Russel a los mandos, es alucinante.

 

 

dylan

 

BOB DYLAN. “DESIRE” 

En palabras de mi hermano Carlitos, es el disco en que Dylan contrató a una violinista… Tiene Hurricaney e Isis, dos de las canciones más molonas del mundo desde mi punto de vista, tremendas historias con principio y final. Dylan impone para siempre su imaginario al resto del mundo. La banda, luego sería conocida como The Band (…supongo que no hay mucho más que decir)

 

 

elton jon

 

ELTON JOHN. “MADMAN ACROSS THE WATER”

Cuando Elton era solamente homosexual, antes de convertirse en una señora hortera adicta a las gafas raras y a los sintetizadores espantosos de los ochenta. Madman… es un disco de rock tranqui, rock de piano, interpretado con una pasión exquisita, plagado de canciones preciosas… empezando por la primera, Tiny Dancer.

 

 

Tom_Waits-Heartattack_and_Vine

 

TOM WAITS. “HEARTATTACK AND VINE”

Todos nos preguntamos en qué cojones estaba pensando Tom… toda la peña de los ochenta flipando con las grandilocuencias de los rockeros progresivos, con el punk, el post punk, los baladistas peñazo, los heavis en ciernes, con la mierda discotequera… y Tom haciendo un disco que esencialmente lo podía haber hecho un pavo de los años cincuenta… claro que ni las letras ni la voz eran de los cincuenta, ni de los ochenta, ni de nunca… por eso Tom es Tom.

 

 

london calling

 

THE CLASH. “LONDON COLLING”

Strummer llama a la rebelión a todo el planeta desde Londres… pero no lo consiguió, acaso consiguió hacer dinero, ser engullido para siempre por la maquinaria que quería combatir… pero también consiguió una colección de canciones magistrales, enérgicas y que, ni superficial, ni profundamente tienen una mierda que ver con el punk.

 

 

bob marley

BOB MARLEY. “LEGEND”

Sí, lo sé, es una vergüenza que te pidan hacer una lista de grandes álbumes y cueles un recopilatorio… pero ¿quién se puede resistir a esta colección de canciones?… por otro lado, Marley tiene un montón de morralla… Supongo que merece estar en una lista de grandes álbumes, aunque él sea muchísimo más grande que sus propios discos.

Un saludo para la única estrella del rock nacida en el tercer mundo.

 

 

faces

 

THE FACES. “LONG PLAYER”

Se puede tener morro, tener mucho morro y luego se puede tocar en los Faces.

El disco empieza con la frase “Mama, no reconoces a tu hijo llegando a casa completamente borracho” si alguien quiere saber cómo se puede ser garrulo, inglés y molón a la vez, aquí tiene unas cuantas pistas.

 

 

Muddy Waters 01

MUDDY WATERS. 1955-1965

Aquí todavía no se estilaba eso de hacer álbumes. Los músicos se encerraban en un estudio y hacían una sesión. Si iba bien grababan diez canciones en un día… si no… una. Waters grabó en esta época un montón, todas buenísimas, tocadas y cantadas con feeling, duende que dirían los calorros.

No sospechaba ni de lejos la increíble repercusión que aquellas sesiones tendrían, ni el hostiazo que aquellas canciones iban a darle en la cabeza a toda una generación de blanquitos… no sospechaba que estaba inventando el rock and roll.

 

 

RSSF71

THE ROLLING STONES. “STICKY FINGERS”

… y mientras los Faces se emborrachaban, los Stones consumían heroína… ambos, escuchando a Muddy Waters.

Aparece en escena Mick Taylor, uno de los músicos de rock más influyente y menos reconocido de la historia de la música junto con Mick Ronson, el partener de Bowie en Ziggy Stardust.

La unión del caballo, los Micks y Kiz da como resultado esta joya. Con él empieza el canto del cisne de los Stones, un canto que todavía sigue sonando cuarenta años después.

Johnny

Creo que cuando Johnny empezó a tocar yo tenía cuatro años.  Supongo que mientras él y el resto de los Burning grabaron “Madrid” yo debía estar cazando lagartijas, tal vez poniendo petardos en las mierdas, o a lo mejor torturando a una hormiga con una lupa… probablemente haciendo cualquier otra cosa que acabaría con un pescozón, o con una interacción culo zapatilla a la que era tan aficionada Carmina…

Fue cuando empecé a explotarme las espinillas, cuando empecé a pasar más tiempo con la guitarra, cuando Johnny y los suyos entraron en mi vida. Escuché “Una Noche Sin Ti” cuando todavía tenía que irme a la cama a las 11, claro que no sabía lo que era una noche, mucho menos una noche sin ti… aun así la canción me pareció increíblemente sugerente… me puse como objetivo escuchar a los Stones a las 6 de la mañana, me puse como objetivo estar “tan solo…” dar vueltas en la cama… dejé de querer ser Quini, para intentar parecerme a esos tipos que cantaban cosas como esa… luego pasaron veinticinco años…

Aunque no tardé mucho en ponerle cara a Johnny, a Pepe, a Antonio… he tardado veinticinco años en conocerles…

El ratito que estuve con Johnny me dio la impresión de estar con todos, aunque en realidad Johnny es el único que queda en pie… los demás han muerto.

Este pájaro ha sobrevivido al resto de su bandada… este pájaro que toca el piano en una banda de rock and roll

Nunca pensé que conocería a Johnny en el salón de actos de una universidad… es como conocer a Gabriel García Márquez en el cuarto de baño del Wurlitzer, con uno de los gorilas de seguridad aporreando la puerta… pero realmente ver a Johnny pululando con las gafas de sol puestas y la chupa de cuero al hombro por el hall de la facultad de periodismo fue un regalo.

Andaba entre chavales que no tenían ni puta idea de quién era… pero todos sabían que era alguien… que es alguien, en realidad… es Johnny… de los Burning…

Por casualidades del destino, unos meses antes había conocido a Sabino Méndez en la misma facultad, el tipo que siempre había querido ir a L.A… Todos mis respetos a Sabino… pero podía haber pasado por el profesor de Análisis… Johnny no, Johnny es la esencia del rock and roll, aquellos chicos se dieron cuenta.

Por mi parte no tengo mucho más que decir, salvo que fue un placer charlar con él. Que es un hombre de charla amable, que hace rock and roll en cada cosa que dice, en cada pausa que hace, cada vez que se rasca la cabeza… que es uno de esos madrileños de pura cepa de los que ya no quedan casi… el pianista de Burning!!

Me contó que presenta “Pura Sangre” en Penélope a mediados de enero en Madrid, quizá sea lo que más me apetece hacer este enero, verle tocando, como desde hace cuarenta años, su vieja mierda y la nueva.

Gracias Johnny, gracias colega.

Viaje a las raíces

La vida en otoño se muda a las raíces.

Abandona la quimera de los aromas,

renuncia al exhibicionismo de los tallos tiernos,

a los pistilos y las pestañas,

regresa por unos meses al lugar donde nació,

y se aletarga en la cuna de la tierra,

Allí recoge del suelo lo necesario para seguir creciendo,

y planea qué rama tirar más arriba,

qué rama dejar morir,

qué nueva puya empujar con fuerza.

En el otoño la vida trama y conspira,

como será el año próximo y los próximos días.