LOS HIJOS DE EUTERPE, NUEVO LIBRO DE ALFREDO F. GARCÍA (ALFA)

portada hijos de euterpe

¿Cuántas cosas son cuatro? Cuatro estaciones, cuatro puntos cardinales, cuatro elementos, cuatro jinetes del apocalipsis, cuatro rosas, cuatro semanas de vacaciones, cuatro años de gobierno, cuatro Beatles… Led Zeppelin IV!!

Hace unos años leí una entrevista de Nacho Mastretta en la que decía que en realidad solo hay cuatro maneras de hacer música, más alto, más bajo, más rápido y más lento… y no puedo estar más de acuerdo. De hecho, de un tiempo a esta parte hemos seguido ese guión con Alfa, publicando EPs con cuatro canciones cada uno.

La formula me encanta. Te posibilita buscar contrapuntos en cada repertorio, te motiva para currar, te mantiene enchufado y te da unas posibilidades nuevas de expresión.

Esta experiencia musical de trabajo me ha hecho pensar que sería una buena idea hacer lo mismo con los libros, publicar con más frecuencia, libros cortos, con cuatro relatos de cada arreo, y que publicación a publicación los relatos se sumen para contar una historia más grande.

Los HIJOS DE EUTERPE es el primero de ellos.

Saldrá con Desacorde Ediciones, mis compañeros en estos asuntos, y tendrá sus cuatro historias… y en las cuatro, el personaje principal es la música.

No digo más, no hace falta. Solo que espero que os guste tanto como La Cumbia Cimarrona, y que suponga para mí lo mismo que supuso ella, o sea, otra oportunidad para veros las caras y disfrutar de vuestra compañía.

Un fuerte abrazo.

Alfredo

EL CONCIERTO DE CARBONO 14 CAMBIA DE SALA

Comunicado urgente de Carbono 14.- Por motivos ajenos a la banda y a la promotora, se cambia la sala del concierto del viernes 9 de octubre, previsto en la sala INDEPENDANCE CLUB, a la sala CHARADA situada en la C/ Bola 13, 28013 (metro: Santo Domingo, Callao, Ópera y Plaza de España).
Las personas que hayan adquirido las entradas anticipadas recibirán un correo electrónico con las entradas con el nuevo recinto indicado.

Las entradas anticipadas para el concierto, siguen disponibles en www.ticketea.com, donde ya hemos realizado los cambios oportunos. Os recordamos que las entradas anticipadas están a 11 € y las entradas en taquilla a 14 €.

Lamentamos mucho las molestias que este cambio os pueda ocasionar pero nos hemos visto perjudicados por problemas internos de la sala donde se iba a realizar el concierto.
Agradecemos la difusión de este comunicado en vuestros medios de comunicación.

¡Muchas gracias!

Carbono 14, por Alfa

carbono_alfa

Entre todos los debates tontos que suceden en torno al mundo de la música, quizás el más tonto de todos es ese que trata de etiquetar con la intención de incluir o excluir. Puede que unas patillas, o un tupé o una marca de guitarras sean suficientes para que alguno de los contertulios descalifique o empodere a tal o cual grupo o cantante.

Afortunadamente, mientras algunos pontifican en las noches de farra sobre lo que es y no es rock, hay una subespecie de rockers que se achicharra los oídos dentro de un local de ensayo en cuanto juntan un par de horas libres. Estos tipejos suelen ser poco de boquilla. Les gusta imaginarse que un día tocarán en un gran escenario y que le patearán el culo al personal durante un par de horas tocando sus propias canciones. No piensan en fama, ni en dinero. Su oficio es molar, y suelen medir su estatus por el volumen al que pueden poner el ampli antes de que alguien se queje.

Estos fulanos clavan el diente a cualquier cosa que les parezca atractiva. A veces se nutren a la carrera devorando un exquisito manjar clásico, y otras veces degustan con tranquilidad una asquerosa hamburguesa radiofónica. Mastican con los mismos oídos a los Stones y los Hombres G, a Slayer y a Ska-p, el folk y el punk californiano, el blues de Memphis y el pop inglés…

Todo lo que sea susceptible de ser pasado por la trituradora de la guitarra eléctrica es apropiado y celebrado… pero con distorsión, no con Overdrive (eso de “overdrive” es sólo una palabreja).

Evidentemente, suenan salvajes y frescos. Su desvergüenza hace que los viejos roqueros se replanteen el sacerdocio del rock, que los popes de la música se arremanguen el hábito para bailar con alguna versión de algún grupo infame.

Sus canciones son como ellos, jóvenes, descaradas y libres de complejos.

Su cantante es guapo, su guitarrista es un genio, su bajista está loco y su batería en un híbrido entre músculo y máquina.

…. al final resulta que estos tíos son la quinta esencia del rock… que su disco es cojonudo… su directo es flipante y su productor el “másmola” de la ciudad…

… a propósito… se llaman CARBONO 14.

“El Predicador Eléctrico”, la portada

PortadaElPredicadorElectrico300

Llegamos al desenlace, al tercer capítulo de esta historia, con más guitarras y más tormenta. Una Gretsch y un par de botas sucias monopolizan la portada. Ya no hay tantas reminiscencias místicas al final de este viaje: hacer canciones es un oficio potencialmente terrenal.

Podemos ver cómo a lo largo de la trilogía los cielos se han ido oscureciendo, y los elementos orgánicos se han vuelto más secos. El Predicador Eléctrico está acompañado por guitarras distorsionadas y canciones aparentemente más crudas. Volver a la esencia de las canciones, a la nocturnidad y a la desmitificación de la misma.

Es sabido por todos que en esta trilogía hemos jugado con iconos y simbología religiosa, explorando así, los limites de una extraña profanación.

Es evidente que los predicadores son distintos que los santos y las santas. Abandonando ese halo de bondad congelada en las estampitas, su misión reside en la tierra que pisamos y está bien fijada: convencer, engatusar, engañar o, simplemente, seducir.

Las canciones (las buenas canciones) al fin y al cabo, son una prédica impía, subversiva, poética o simplemente potente: capaces de unir a personas en un mismo sitio -mental o físico-, hacer que tu vida tenga sentido por una milésima de segundo, perderte entre los límites de la consciencia, hacer que te enamores de algo o alguien que ni siquiera existía unas horas atrás o simplemente pensar -durante cuatro o cinco minutos- que todo, absolutamente todo, es posible.

La guitarra de Woody Guthrie (aquella máquina de matar fascistas) lo sabía muy bien.

Rueda de prensa de Alfa presentando “El Predicador Eléctrico”

El próximo lunes, 1 de junio, cuatro días antes de la presentación en directo de “El Predicador Eléctrico”, Alfa ofrecerá un encuentro con medios de comunicación para hablar de las canciones de su último Ep y repasar la trilogía de Eps que llega a su fin con la publicación de este trabajo. El encuentro se realizará en Delia Records (C/Delicias 19) y está abierto a todo el público. Alfa responderá a las preguntas de todos los asistentes y además tocará un par de canciones en acústico. Los medios de comunicación que confirmen su asistencia recibirán una copia física del Ep.

CartelAlfaDelia_red